Mantas Ignífugas para altas temperaturas

Son fabricadas a base de tejidos que resisten temperaturas entre 100ºC a 1000ºC y aplican para aislar zonas donde se realizan trabajos en caliente, tratamiento térmico de piezas metálicas muy calientes y como mantas de protección personal contra el fuego.

Usos de las Mantas Ignífugas:

  • Las Mantas Ignífugas aplican para la protección contra las chispas y salpicaduras de soldadura y esmerilado.
  • Enfriamiento controlado o alivio de tensiones de piezas metálicas soldadas
  • Protección de personas contra el fuego y amago de incendios.
  • Aislamiento contra altas temperaturas.
  • Nuestras Mantas Ignífugas NO CONTIENEN ASBESTO y han sido sometidas a la NORMA APROBADA PARA PROTECCION DE TRABAJO CALIENTE : NFPA 701

Tipos de Mantas Ignífugas